Madera plástica, una herramienta que evita la tala de arboles

Los niveles de deforestación en Colombia y en el mundo arrojan un panorama preocupante. Si bien en 2018 se redujo 10% la tala de árboles en el país, la cifra de 197.159 hectáreas arrasadas todavía es significativa. La región del Amazonas es la más afectada y está más amenazada que nunca debido a los incendios presentados en el último mes.

Este escenario hace que las personas se concienticen más sobre la naturaleza y decidan apoyar iniciativas que busquen impactar positivamente el medio ambiente, por más pequeñas que sean. Una propuesta que ya lleva tiempo en el país, pero que ha cogido fuerza en los últimos años, es la recuperación y transformación de material plástico post-industrial como el polipropileno y el polietileno para hacer productos que sirven al sector agrícola, como postes de plástico para cercar el terreno, corrales y establos.

Varias son las empresas en el país que se dedican a este negocio, como LAYCO SAS quienes usan como materia prima excedentes plásticos generados por las diferentes industrias (sobre todo la de alimentos y bebidas) para hacer sus productos, así mismo se realiza la clasificación del material, ya que pueden llegar restos de plástico, metal, papel y cartón.

El proceso que se utiliza para este tipo de productos es la extrusión de polímeros en el que se realiza una acción de prensado y moldeado de plástico mediante una máquina extrusora. Por medio de presión y empuje se le da la forma deseada a través de un molde. Gracias a este proceso, se puede reintegrar los plásticos en el circuito de consumo, un método para mejorar el reciclaje.

Además de las ventajas ambientales, los accesorios y mobiliario plástico no se pudren, no se cristalizan ni se corroen. Adicional a esto, se pueden abrir huecos o modificar, así como también son más fácil de instalar y tienen una vida útil de más de 15 años.

Es un modelo circular, muy bien pensado pues, las empresas que aportan residuos reciclables por un lado están disminuyendo las basuras; por el otro, generando conciencia del reciclaje; y por último, implementando  estibas, mesas o mobiliario para su propia industria hecho del mismo plástico que entregaron para el proceso. “El logro de las metas de recolección se respalda con los materiales obtenidos de las empresas que, a su vez, logran cumplir sus metas de sustentabilidad y cerrar el ciclo de gestión de los plásticos»

 

 

Post by admin

Comments are closed.